¿Qué es el soporte técnico y cómo contribuye a las personas con discapacidades?

¿Qué es el soporte técnico y cómo contribuye a las personas con discapacidades?

Soporte técnico


De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, “una persona con discapacidad es toda aquella cuya integridad física o psíquica se encuentra disminuida temporal o permanentemente, puede ser congénitamente o como resultado de la edad o de un accidente, de tal forma que su autonomía está comprometida”. Al rededor del 10% de la población vive con una discapacidad y según la OMS, esta cantidad sigue en aumento, por lo tanto, es clave conocer el soporte técnico necesario para brindar atención y cuidado a estas personas.


Cuando hablamos de soporte técnico para personas con discapacidades nos referimos a las tecnologías de asistencia que tienen como principal objetivo eliminar las barreras relacionadas con la accesibilidad. Son un elemento clave en lo que se refiere a la movilidad de las personas con discapacidad. A continuación, te contaremos cuáles son los principales beneficios y quiénes pueden aprovechar esta ayuda.

El soporte técnico puede mejorar la autonomía y movilidad


El soporte técnico se refiere a toda la asistencia tecnológica y de movilidad la cual ha sido diseñada para atender a las personas con discapacidades o personas mayores. Esto se debe principalmente a que este grupo de usuarios encuentran dificultades en las actividades diarias, por lo tanto, es posible que necesiten ayuda para bañarse, vestirse, comer o moverse.


Un aspecto relevante sobre el soporte técnico es que le permite la accesibilidad a los pacientes con cualquier condición de discapacidad. Cuando hablamos de accesibilidad, nos referimos a la participación en la vida colectiva, económica, social y cultural con la mayor autonomía posible. Esto también incluye la posibilidad de sentir seguridad, de interactuar con otros seres humanos y moverse con independencia.


Las tecnologías de asistencia técnica ayudan a las personas en condición de discapacidad para recuperar más autonomía e independencia en sus rutinas diarias. Algunos ejemplos de soporte técnico incluyen lectores de pantalla, pantallas braille o amplificadores de pantalla. Sin embargo, también contempla equipos que facilitan la movilidad como scooters y sillas de ruedas.


El soporte técnico para la movilidad es imprescindible, ya que cuando nos referimos a la movilidad, estamos hablando de la capacidad de moverse por la ciudad u otros entornos frecuentados, ya sean establecimientos públicos o privados. Lo ideal, es ofrecer soluciones que le permitan alcanzar la mayor autonomía y espontaneidad posible, lo que sin tecnología de asistencia no podrían lograr.


Definitivamente, la tecnología de asistencia le permite a las personas recuperar mayor control sobre su vida y actividades diarias. Las sillas de ruedas son consideradas como equipos de soporte técnico para la asistencia, ya que los usuarios con discapacidad motora necesitan una silla de ruedas para transportarse en el día a día, existen sillas manuales y eléctricas, pero evolucionan constantemente para satisfacer las necesidades particulares de cada usuario. Algunas incluso, están diseñadas hasta para subir escaleras.


De acuerdo con el tipo de discapacidad de los usuarios, la movilidad y la accesibilidad puede tener un mayor grado de dificultad. Por ejemplo, a una persona ciega le resultará más difícil movilizarse que a una persona sorda, ya que tendrán diferentes obstáculos en su camino. Otra característica particular del soporte técnico es que se encarga de crear un concepto de asistencia para todos los perfiles que puedan llegar a necesitar la ayuda.


También te podría interesar: ¿Cómo ayudar a las personas que padecen esclerosis múltiple?

Qué es el soporte técnico y cómo contribuye a las personas con discapacidades



Ventajas que ofrecen la asistencia técnica


En términos generales, la asistencia técnica contribuye a reducir al máximo las limitaciones de una persona en condición de discapacidad. Además, ayuda a mejorar las funciones físicas y cognitivas. Otros ejemplos de tecnologías de asistencia son los caminadores, los bastones, los scooters motorizados, los audífonos, sillas de ruedas, entro otros. Todos estos elementos permiten que los usuarios permanezcan activos dentro de una comunidad.


A continuación, te hablamos de algunas ventajas específicas que ofrece el soporte técnico:


  • Resistencia a los estereotipos relacionados con la discapacidad: la discriminación es un miedo altamente influyente en las personas con discapacidades de cualquier tipo. Al adoptar tecnologías de asistencia se ha demostrado que los usuarios mejoran su autopercepción.

  • Independencia y sentido de control: mantener la independencia y la autonomía es indispensable para las personas con discapacidades. El soporte técnico les permite acoger las actividades cotidianas con más entusiasmo porque amplían su autonomía, la cual obtienen manteniendo el control de sus vidas.

  • Obtienen tecnologías modernas y sofisticadas: la tecnología y los equipos de asistencia están diseñados para hacer más fácil la vida de los usuarios. Uno de los grandes beneficios es tener acceso a dispositivos o incluso aplicaciones que te ayudan en el día a convivir con tus habilidades y deficiencia de forma más consciente y segura, sin la necesidad de abandonar los entornos laborales y sociales.


Así como los equipos de ayuda más conocidos como los audífonos o las sillas de ruedas, las tecnologías de asistencia están evolucionando a tal punto, que hoy en día es posible adecuar teléfonos inteligentes o tabletas con fines de asistencia. Se trata de un desarrollo holístico que busca potenciar las habilidades de las personas en condición de discapacidad y al mismo tiempo compensar las deficiencias que posee.


¿Quién se puede beneficiar con la asistencia técnica?

La asistencia técnica le permite a las personas con discapacidades vivir dignamente, disfrutar de la vida, ser productivas e independientes, participar en la vida laboral y actividades sociales. El soporte, además reduce la urgencia de buscar servicios formales de salud, apoyo, atención a largo plazo y cuidadores de tiempo completo.

Aquí podremos ver qué tipo de afecciones se pueden ver beneficiadas al utilizar tecnología y equipos de asistencia:

  • Deterioro motor:

El deterioro motor se asocia con las alteraciones del control del cuerpo, en el tono muscular, en la coordinación y en la postura. Se conoce como la dificultad para realizar movimientos. Generalmente, se relaciona con las personas que necesitan emplear sillas de ruedas, sin embargo, el deterioro motor abarca múltiples situaciones que se deben identificar para tratarlas correctamente.

Es una alteración de la movilidad de los miembros inferiores o superiores que puede afectar la marcha, el agarre, coordinación y equilibrio. Además de la integridad física, una persona puede tener discapacidad motriz cuando está deshabilitado temporalmente, por ejemplo después de una cirugía, cuando está enfermo o durante el embarazo.

  • Dificultad visual:

La discapacidad visual incluye los diferentes niveles de discapacidades relacionadas con la vista. Se define según el estado de campo y agudeza visual. La calidad de la visión varía de una persona a otra y se presentan 4 niveles: visión normal, discapacidad visual moderada, discapacidad severa y ceguera.

En ocasiones puede ser difícil reconocer a una persona con discapacidad visual y es más complicado, definir su nivel de discapacidad visual. El soporte técnico es la solución para brindarles acompañamiento en sus obstáculos de accesibilidad diarios.

  • Deterioro auditivo:

La sordera o deterioro auditivo se define como un debilitamiento o una abolición del sentido de la audición. Es decir, una deficiencia en la percepción de los sonidos. Se puede presentar leve, moderada, severa o profunda, también se puede dar en un oído o en ambos. Causa dificultad para seguir una conversación o escuchar sonidos fuertes.

Las personas con pérdida de audición, a menudo son equipados con audífonos que cuentan con un amplificador en el interior o fuera del oído para escuchar mejor. Permiten que los usuarios estén equipados en sus actividades diarias para recibir directamente el sonido a través del dispositivo y que los ruidos no lleguen a ser perturbadores.

  • Discapacidad mental o cognitiva:

Cuando hay una discapacidad mental, las habilidades de compresión y aprendizaje son significativamente reducidos. Estos problemas pueden aparecer al nacer o después de accidentes. No pueden ser curados, pero se compensan con la asistencia tecnológica y el apoyo humano. Un ejemplo es el autismo.

El deterioro cognitivo afecta la memoria, las habilidades de razonamiento y la deficiencia de capacidad funcional como el lenguaje o el entendimiento. Además, se caracteriza por la deficiencia en el tratamiento de la información. Algunos ejemplos son la enfermedad de Alzheimer o el Parkinson.

En el caso del deterioro psíquico o neurológico, se puede presentar como la demencia, ya sea en la adolescencia o en la edad adulta. Empieza con alteraciones cognitivas, pero con el tiempo puede empeorar. Es una condición que se puede cuidar y algunos ejemplos son la esquizofrenia o el trastorno bipolar.

  • La vejez:

La edad adulta es un periodo inevitable para todos los seres humanos. Se caracteriza por la disminución de las funciones físicas, pérdida del papel social en la comunidad, cambios en la apariencia física y una progresión gradual hacia capacidades disminuidas. En esta etapa de la vida es necesario identificas las condiciones incapacitantes para brindar el soporte técnico adecuado que le brinda calidad de vida y apoyo.

Te invitamos a leer: Una herramienta para mejorar la autonomía: silla de ruedas motorizada

¿Qué hacer para fomentar el soporte técnico para discapacitados?

Lamentablemente, existen ciertas dificultades cuando nos referimos a este soporte técnico, ya que no todas las personas que tienen una discapacidad en el mundo tienen acceso a las asistencias técnicas. Muchos usuarios quedan excluidas, lo cual conlleva al aislamiento, lo que empeora aún más el impacto de la enfermedad y la discapacidad en la persona y en su familia.

Según la OMS, actualmente solo el 10% de las personas que necesitan soporte técnico tienen acceso a los dispositivos de asistencia. Esto se debe en gran parte a los altos costos, la falta de políticas, la disponibilidad limitada y la deficiencia de preparación, ya que poco personal está completamente capacitado, y por falta del financiamiento adecuado.

Lo más adecuado es que las personas que conocen de cerca las dificultades de una discapacidad fomente conversaciones de valor en la comunidad, para que cada vez más hombres y mujeres entiendan el impacto de la tecnología de asistencia en los usuarios. Vale la pena recalcar el aumento de la independencia, de la autonomía, una significativa mejora en las interacciones sociales y un mejor entendimiento de las enfermedades para alcanzar una mejor calidad de vida.

Si te gustó aprender sobre el soporte técnico para las personas con discapacidades, te invitamos a visitar nuestro blog, allí compartimos información que te puede ayudar a brindar un mayor cuidado y acompañamiento a tus seres queridos. En Loh Medical, trabajamos día a día para brindarte los mejores equipos de soporte como sillas de ruedas, caminadores, scooters y mucho más. ¡Contáctanos!