Telemedicina: pros y contras. El futuro de la telemedicina post-pandemia

Telemedicina: pros y contras. El futuro de la telemedicina post-pandemia

La telemedicina significa medicina a distancia en donde los profesionales de la salud proporcionan asistencia médica utilizando tecnologías de información y las telecomunicaciones.

Durante este tiempo de pandemia se ha implementado la telemedicina casi como única opción de tratamiento en muchas ocasiones. Incluso pacientes hospitalizados se comunican con sus médicos tratantes a través del teléfono o videollamadas.

Una de las grandes ventajas que tiene este sistema es que nos permiten conectar en un mismo momento con diferentes profesionales de la salud, ya sea del mismo país o de otros países y poder tener en el instante las opiniones y sugerencias de expertos profesionales de la salud. Los hospitales ya tienen tiempo trabajando de esta forma sobre todo en áreas de evaluación, diagnóstico y en foros de discusión sobre alternativas de tratamiento para toma de decisiones en casos terapéuticos complejos.

Además de poder vincular a profesionales con fines de ateneos o difusión de casos complejos, la telemedicina también abarca toda la serie de capacitaciones en línea. La tecnología en video llamadas y opciones de comunicación al instante ha permitido poder acercarnos a los expertos en los diferentes temas y poder escucharlos en vivo y aprender directamente de los maestros.

Otro aspecto favorable de la telemedicina es que se ha podido seguir brindando tratamiento no solo medico sino también de otros profesionales de salud como terapistas, psicólogos, psicopedagogos, asistentes sociales, maestros especiales, entre otros, a través de las videollamadas. Así se logró mantener el contacto con el paciente para poder seguir trabajando en la recuperación y rehabilitación de ellos mismos.

En el caso puntual que me toca a mí como terapeuta física dedicada tiempo completo a la venta de equipo de movilidad e independencia para personas con discapacidad he logrado a través de video llamadas poder acercarme mucho más a los usuarios finales a través de valoración en línea, asesoramiento y elección del equipo más adecuado según sus necesidades. También hemos podido completar sesiones de capacitación en producto con mis distribuidores en forma virtual, utilizando todos los medios disponibles. Es una gran herramienta de venta y capacitación.

Como desventaja, creo que la telemedicina como todo debe ser utilizada con conciencia y saber que nunca reemplazará el contacto físico y la valoración presencial del paciente. Con lo cual siempre que sea posible debe de conocerse al paciente de forma presencial. Las pantallas tienen muchos limitantes. El contacto físico nos da mucho más que una imagen a través de una pantalla, hay muchos aspectos de las relaciones humanas y más aun de las vivencias corporales que solo se pueden apreciar de forma física.

Para el futuro estoy segura de que estamos mucho mejor preparados para llevar a cabo la telemedicina cuando sea necesario y creo que es algo que llego para quedarse.

Maria Ines Seyler, ATP Maria Ines Seyler, ATP Gerente de Educación ¿Interesado en saber más sobre este tema? Comunícate hoy mismo.