Experiencia como usuario de silla de ruedas activa Quickie Q7

Experiencia como usuario de silla de ruedas activa Quickie Q7

Soy una persona con Lesión Medular a nivel T7 desde hace 20 años por un accidente en motocicleta.

Comenzando el día con una discapacidad

Mi rutina de rehabilitación comienza desde el despertarme, bañarme, hacer mis rutinas fisiológicas, vestirme, que realmente es la práctica que uno realiza en una terapia o programa de rehabilitación para la movilidad e independencia, así como el evitar más deterioro físico y mental, el estar ocupado y no preocupado. La movilidad, además, ayuda a evitar úlceras, secuelas que por no movernos pueden ser irreversibles y cada vez más severas, con mayores consecuencias en peligro para nuestra salud.

Equipo especializado y Silla de ruedas conveniente

Aproximadamente estoy en la silla de ruedas de 12 a 14 horas al día, y contar con los mejores equipos, como la silla de ruedas Quickie Q7 y el respaldo y cojín Fusion a la medida, me permite estar este tiempo, no cansarme, tener una postura y propulsión adecuada. De no ser así, en dos o tres horas estaría cansado, dolorido y con un desgaste físico y emocional muy importante, además de secuelas y consecuencias de salud.

Arturo-Valdez-LOH-trabajo.jpg

Mi trabajo en silla de ruedas

Por mi lesión ocurrida hace más de 20 años, he estado en el medio tanto como proveedor, orientador y usuario de silla de ruedas. Actualmente, mi trabajo es proporcionar, vender e informar acerca de equipos de rehabilitación y movilidad, además de otros equipos relacionados con el ámbito de las personas con discapacidad, de la tercera edad y de quienes requieren de algún apoyo físico o de traslado temporal o permanente. He dado pláticas sobre equipos de movilidad, manejo de silla de ruedas, discapacidad, lesión medular, cuidados de la piel, sexualidad; incluso soy autor del Libro “Silla Sutra, Sexualidad Activa” y también realizo actividades deportivas en silla de ruedas como básquetbol, tenis y gotcha de alto nivel.

Arturo-Valdez-LOH-automovil-adaptado.jpg

Vehículo adaptado

Tengo mi camioneta adaptada para utilzar los pedales con un comando ortopédico instalado a la altura del volante y para subirme, primero me paso al asiento de la camioneta; por mis posibilidades, lo hago manualmente y con ayuda de mis brazos. Después subo la silla Q7 completa, ya que la camioneta lo permite, y aquí se refleja que sea liviana, de un aluminio 7000 más ligero que el titanio, y de mayor tecnología, liviana y resistente; de lo contrario sería un esfuerzo mucho mayor o requeriría ayuda de otra persona o alguna grúa para el vehículo. Cuando viajo en carro, el sistema push de la silla permite sacar las ruedas traseras, quitar el cojin Jay Fusion y reclinar el respaldo Jay 3, y así queda solo el cuadro, mucho más ligero. E inclusive puede ir en la parte trasera o delantera del carro como un pasajero y lo puede trasladar cualquier persona sin requerir mucha fuerza. Puedo desplazarme a cualquier lado de la ciudad. Para bajarme, armo la silla o la bajo completa y hago mi traslado a la silla de forma manual.

Arturo Valdez Arturo Valdez Controlador de documentos y activos de marketing ¿Interesado en saber más sobre este tema? Comunícate hoy mismo.